Una terapia de las formas de la experiencia

Autor: 
Jean-Marie Robine

Es cierto que las diferencias entre los terapeutas Gestalt no escasean y, estos últimos días, cada uno de nosotros ha podido darse cuenta de ellas de nuevo… Las distintas corrientes se han ido multiplicando y acentuando con el paso del tiempo y con las nuevas contribuciones. También es cierto que esto nos viene de lejos. Ya, al principio, en tiempos algo remotos, las diferencias se identificaron con la implantación geográfica de los personajes más sobresalientes: costa oeste por referencia a Fritz Perls, a Simkin y a Claudio Naranjo, costa este por Laura Perls, Paul Goodman e Isadore From. Luego, el Instituto de Cleveland y algunos de sus pioneros – los Polster- abrieron una vía media, entre lo que se pudo caracterizar como rigor teórico o, como algunos dijeron, rigidez, de Nueva York y lo que se definió como espontanéismo teatral de Esalen. Más adelante, al difundirse la Terapia Gestalt más allá de la fronteras de los Estados Unidos, el punto de referencia geográfico fue perdiendo su fuerza: la bipartición y la separación se focalizaron sobre los conceptos de referencia, como por ejemplo, contacto versus awareness, ¡como si pudiera existir uno independientemente del otro!

- Lee el artículo completo en: gestaltnet.net